martes, 6 de septiembre de 2011

El jet lag

Para las personas como yo que tienen ritmos de sueños descoordinados, el jet lag es la puntilla que acaba de rematar el caos. Es definida por la wikipedia como una “descompensación horaria, disritmia circadiana o síndrome de los husos horarios, es un desequilibrio producido entre el reloj interno de una persona (que marca los períodos de sueño y vigilia) y el nuevo horario que se establece al viajar en avión a largas distancias, a través de varias regiones horarias”. Y cualquiera que cruce el océano notará sus efectos a las pocas horas de aterrizar en el destino aunque en diferentes medidas.


Si se viaja hacia el Oeste, como cuando voy a América, el jet lag transforma mi ritmo habitual trasnochador de acostarse a las 4 mañana y levantarse las 2 de la tarde en uno hogareño y formal de meterse en la camita a las 9 de la noche y empezar el día a unas madrugadoras 7 de la mañana. Si viajo hacia el Este, como cuando voy a Asia, las sábanas se pegan aún más de lo normal y a las 4 de la tarde todo tiene un aire onírico que roza lo surrealista.

Consejos para evitar tal situación hay muchos (aunque dudo que ninguno de ellos funcione de verdad) desde los más tradicionales como dormir bien antes de empezar el viaje, evitar las bebidas alcohólicas y la cafeína o beber mucho agua hasta los más innovadores como no comer nada durante 16 horas. Aunque a mí el que más me ha gustado ha sido éste que dice que investigando con ratones han concluido que la mejor ayuda para evitar el jet lag es tomarViagra. Igual no funciona para la descompensación horaria, pero seguro que pensando un poco le puedes sacar otras utilidades.

domingo, 4 de septiembre de 2011

Cementerios

Escrito por Mya.

Seguro que a más de uno le ha sonado raro el título. A muchísima gente le da mal rollo ir a los cementerios. En mi caso es todo lo contrario, no me supone ningún problema y de hecho voy siempre que hay ocasión.

Para empezar, están llenos de gente. Ya sé que están muertos, pero al fin y al cabo, todos vamos a acabar igual o parecido ¿A quién no le gustaría que le fuesen a visitar, aunque sólo sea como muestra de que te recuerdan y te echan de menos? quien diga que no se miente a sí mismo. A todos nos gusta que nos llamen de vez en cuando nuestros seres queridos sin una razón en concreto.

Está el caso de los muertos en accidentes de tráfico. Resulta que a la gente no le gustan los cementerios pero enseguida te montan un santuario en el arcén de la carretera. Allí donde muere un ser querido te levantan una placa y van a reponer regularmente los ramos de flores. No sé cómo Tráfico aún no ha prohibido estas prácticas, que son una distracción, sólo para empezar.

Una muerte trágica siempre te da más protagonismo, además de hacerte más bueno.

A mí me gustan más los cementerios de verdad, con sus panteones, a poder ser con alguna estatua a tamaño natural, y sus nichos, si tienen foto mejor. Uno de mis favoritos es el Cementerio del Verano en Roma. Tiene un montón de tumbas y panteones monumentales, es impresionante. Hasta tiene vistas guiadas.

Y otro que me merece una mención especial es uno que encontré de paso en un pueblito del Delta del Ebro. Nada de grandes panteones, ni ostentaciones. De hecho el recinto era relativamente pequeño, un ordenado entramado de calles con nichos. La mayoría muy cuidados, con muchas fotos y con todo perfectamente limpio y ordenado. Había incluso unas mujeres sentadas en unas sillas plegables, de paso que arreglaban el nicho, echaban la tarde. Con toda naturalidad.





(que conste que no soy la única friki que se ha fijado)



En cambio ahora todo el mundo quiere que le incineren, como si eso fuera más barato o diera menos trabajo. Yo esta opción no la veo nada clara por varias razones:

1. Nadie quiere un crematorio cerca de su casa. Que digo yo, que en algún sitio habrá que ponerlos. Normalmente caen en el mismo tanatorio, que es algo que hubo que inventar desde que no se viste, prepara y vela a los muertos en casa. Y no vamos a poner todos los tanatorios en medio de ninguna parte, a mí es que ir a ver a la familia del muerto a un pabellón industrial me resulta hasta feo.

Y 2. Luego la gente se empeña en montar el show para tirar las cenizas; se van al típico enclave bucólico pastoril, y tiran allí al muerto por los aires. Muy ecológico eso de tirar las cenizas del traje sintético y lo que caiga en cualquier sitio. Por no hablar de que luego la gente en los aniversarios va igualmente al sitio a conmemorarlo.

También están los que no irían ni atados a ver la tumba de su abuelo pero pierden el culo por ver la de Elvis, Edgar Allan Poe o Jim Morrison.

Por lo que yo sé Biru es más de los que van por deformación profesional.

Promesas del Este de David Cronenberg (2007)

By Biru.

La segunda peli que vi mientras surcaba el Atlántico a 10.000 metros de altitud fue “Promesas del Este”. El gusto de Cronenberg por la violencia es bien conocido y puestos a hablar de gente con afición por la agresividad, qué mejor que unos buenos mafiosos rusos.






La película está bien contada y la factura es impecable, con un Londres gris y lluvioso milimétricamente fotografiado, pero le cuesta despegarse de los tópicos que todos tenemos sobre los eslavos y su afición por el alcohol y los golpes. Los personajes tienen una estética cuidada y atrayente, pero quedan algo planos en su desarrollo: el jefe mafioso frío e inteligente, su hijo tonto y malvado, la chica protagonista bella e idealista...

Una hora y media entretenida sin más para que los intelectuales puedan ver una peli de leches sin que les miren mal sus amigos gafapastas.

sábado, 3 de septiembre de 2011

La boda de la Duquesa de Alba

Escrito por Mya.

Podría ser la boda del año, si no fuera por la edad de los contrayentes y que por razones obvias va a ser algo relativamente sencillo, sería un súper bodorrio de los que hacen historia. Al fin y al cabo la que se casa tiene más títulos nobiliarios de los que cualquiera puede recordar, y de los que realmente se haya ganado. Si es que alguien puede ser merecedor de un título nobiliario.


La Duquesa de Alba, la pizpireta y juvenil señora de 85 tacos, que sigue veraneando en Ibiza todos los veranos, ataviada con vistosos bikinis, vestidos floreados y abundantes y coloridas pulseras hasta los pies, se ha vuelto a enamorar. A pesar de las miles de pegas y objeciones que ha encontrado por parte de su familia y entorno cercano desde que se dió a conocer el idilio, ha anunciado que se casa por TERCERA VEZ!.

Ésta señora sí que sabe lo que es vivir la vida. Ha hecho siempre lo que le ha dado la real gana. Ha tenido la mala suerte de enterrar a sus 2 maridos anteriores, lo cual le ha dado la oportunidad de volverse a enamorar en varias ocasiones sin el engorro de tener que separarse o repartir bienes.

Esta vez la decisión le ha salido un poco más cara. Los hijos no es que estén que dan botes de alegría. Pero digo yo, ¿quién son ellos para decir nada? Hay quien piensa que el señor es un aprovechado, pero vamos, que ninguno de ellos ha hecho nada para merecer lo que ya han recibido de cuna o lo que van a heredar. Al fin y al cabo, por ahora, ella es la dueña y señora de todo.

A mí me parece estupendo, si se quiere casar que se case, a ver quién es la guapa que encuentra a su edad uno 20 años más joven que le regale los oídos y la saque de paseo. Y si de paso le da a la señora alguna otra alegría ni te cuento.

Me encanta su voluminoso pelo platino, es una tía sin complejos, con estilo propio y un gran sentido del humor. Y si ella, con toda la pasta y bienes y títulos que ostenta, no puede hacer lo que le salga del moño, tú me dirás quién va a poder.

Enhorabuena señora, está usted viviendo una vida de cuento. Lo que ella está viviendo en 85 años que lleva, otros necesitaríamos 4 ó 5 vidas por lo menos, y lo que le queda...

Mis más sinceras felicitaciones.

(Se me olvidaba; lo mejor de todo es que ha invitado a la boda a todos los ex de sus hijos, con un par)

viernes, 2 de septiembre de 2011

Aire crionizado

Escrito por Mya.

Cuando llega el verano hay mucha gente que no sabe vivir sin el aire acondicionado. Yo, que soy una friolera incorregible, le tengo pavor.

Esta misma tarde he tenido que sufrir el desconocimiento general sobre el uso de éste sistema de climatización. Si en la calle hay 27 grados ¿por qué en el autobús tengo que soportar una temperatura de 18ºC?

Debe de ser que en Bilbao son todos muy calurosos, todos menos yo.

Entiendo que en el coche, el transporte urbano o cualquier otro espacio cerrado, haga falta una climatización suficiente para compensar no sólo el calor de la calle, sino el que genera la gente, los focos, los motores o la propia radiación solar. Lo que no me entra en la cabeza es que nadie se dé cuenta de que si para estar a gusto en la calle llevo falda y camiseta de tirantes, no se me va a ocurrir coger ropa extra para aguantar media hora a una temperatura 10 grados inferior para ir de un sitio a otro.

Ya les tenía miedo a los cines y el coche de mi novio, donde pasa tres cuartos de lo mismo, pero no se me había ocurrido que un autobús; que para, abre y cierra sus puertas cada 2 minutos, pudiera mantener el interior a semejante temperatura. De la oficina ya ni hablamos, sólo diré que la semana pasada descubrí que había un regulador en posición de 5ºC.

Para los aberrantes-amantes del dichoso sistema, os informo: la temperatura media de confort en estos casos es de 25ºC o bien unos 4-6 grados por debajo de la exterior. Sobre todo porque el aire acondicionado regula la humedad, que es una de las causantes de la sensación de bochorno. Además de que energéticamente es cero rentable.

No te digo yo que en un país tropical, donde se alcanzan los 40º, tengas que poner el aire a 35º, pero tampoco a 20º. Más que nada porque al volver a la realidad exterior te puede dar un golpe de calor y quedarte seco en la puerta.



Sé que predico en el desierto. Ya se lo expliqué a mi tía la de Huelva hace años, que nos tenía a los de Bilbao tiritando en el salón y decía que estábamos locos cuando íbamos a la playa, porque había 35º. Que es que cuanto más al sur peor llevan el calor, se han acostumbrado a encerrarse en casa con el dichoso aparato y no hay quien los saque a la calle. Mucho "Ozú, qué caló" y poco aguante.

Al fin y al cabo... ¿la vida no prolifera más con la combinación del calor y la humedad? ¿el ser humano no apareció por primera vez en África?

Entonces...¿Quién coño se ha dejado la nevera abierta?

jueves, 1 de septiembre de 2011

El club de los 10.000

By Biru.
(Hoy tengo la garganta hecha unos zorros, así que no tengo nada que decir. Y como sé que tampoco va a venir nadie aquí protestando porque están más mudos que yo, os dejo con un post que me dejó en el cogelador el señor Biru)

Ya os hablé una vez del club de los 27 ( lo cual, desgraciadamente, me hizo ganar mi bien merecida fama de pitoniso) y hoy os hablaré de otro club tan selecto o más que aquel, el club de los 10.000.

Como bien podéis leer en este post o en su correspondiente entrada en la wikipedia (en inglés solo de momento) el Club de los 10.000 (o club de una milla de altura para los angloparlantes) “es un término que se aplica a los individuos que han tenido sexo abordo de un avión en vuelo. No se conoce un club oficial como tal. Sin embargo, debido a que la pertenencia al club se basa en la afirmación personal de haberse cualificado, las pertenencias al club están abiertas a la interpretación.”






Aunque no exista un club como tal, indagando un poco en internet se pueden encontrar cosas como esta página dedicada en exclusiva a esta curiosa afición con una lista de compañías y pilotos dispuestos a ofrecerte sus servicios para que puedas cumplir tus sueños de altos vuelos. Si os pica la curiosidad de cómo va la cosa aquí tenéis una entrevista a uno de estos pilotos en la que explica los pormenores aparte del vídeo práctico que os pongo aquí.

Aplicaos mucho amigos y de mayores igual llegáis al nivel de Ralph Fiennes.