domingo, 4 de septiembre de 2011

Promesas del Este de David Cronenberg (2007)

By Biru.

La segunda peli que vi mientras surcaba el Atlántico a 10.000 metros de altitud fue “Promesas del Este”. El gusto de Cronenberg por la violencia es bien conocido y puestos a hablar de gente con afición por la agresividad, qué mejor que unos buenos mafiosos rusos.






La película está bien contada y la factura es impecable, con un Londres gris y lluvioso milimétricamente fotografiado, pero le cuesta despegarse de los tópicos que todos tenemos sobre los eslavos y su afición por el alcohol y los golpes. Los personajes tienen una estética cuidada y atrayente, pero quedan algo planos en su desarrollo: el jefe mafioso frío e inteligente, su hijo tonto y malvado, la chica protagonista bella e idealista...

Una hora y media entretenida sin más para que los intelectuales puedan ver una peli de leches sin que les miren mal sus amigos gafapastas.