domingo, 4 de septiembre de 2011

Cementerios

Escrito por Mya.

Seguro que a más de uno le ha sonado raro el título. A muchísima gente le da mal rollo ir a los cementerios. En mi caso es todo lo contrario, no me supone ningún problema y de hecho voy siempre que hay ocasión.

Para empezar, están llenos de gente. Ya sé que están muertos, pero al fin y al cabo, todos vamos a acabar igual o parecido ¿A quién no le gustaría que le fuesen a visitar, aunque sólo sea como muestra de que te recuerdan y te echan de menos? quien diga que no se miente a sí mismo. A todos nos gusta que nos llamen de vez en cuando nuestros seres queridos sin una razón en concreto.

Está el caso de los muertos en accidentes de tráfico. Resulta que a la gente no le gustan los cementerios pero enseguida te montan un santuario en el arcén de la carretera. Allí donde muere un ser querido te levantan una placa y van a reponer regularmente los ramos de flores. No sé cómo Tráfico aún no ha prohibido estas prácticas, que son una distracción, sólo para empezar.

Una muerte trágica siempre te da más protagonismo, además de hacerte más bueno.

A mí me gustan más los cementerios de verdad, con sus panteones, a poder ser con alguna estatua a tamaño natural, y sus nichos, si tienen foto mejor. Uno de mis favoritos es el Cementerio del Verano en Roma. Tiene un montón de tumbas y panteones monumentales, es impresionante. Hasta tiene vistas guiadas.

Y otro que me merece una mención especial es uno que encontré de paso en un pueblito del Delta del Ebro. Nada de grandes panteones, ni ostentaciones. De hecho el recinto era relativamente pequeño, un ordenado entramado de calles con nichos. La mayoría muy cuidados, con muchas fotos y con todo perfectamente limpio y ordenado. Había incluso unas mujeres sentadas en unas sillas plegables, de paso que arreglaban el nicho, echaban la tarde. Con toda naturalidad.





(que conste que no soy la única friki que se ha fijado)



En cambio ahora todo el mundo quiere que le incineren, como si eso fuera más barato o diera menos trabajo. Yo esta opción no la veo nada clara por varias razones:

1. Nadie quiere un crematorio cerca de su casa. Que digo yo, que en algún sitio habrá que ponerlos. Normalmente caen en el mismo tanatorio, que es algo que hubo que inventar desde que no se viste, prepara y vela a los muertos en casa. Y no vamos a poner todos los tanatorios en medio de ninguna parte, a mí es que ir a ver a la familia del muerto a un pabellón industrial me resulta hasta feo.

Y 2. Luego la gente se empeña en montar el show para tirar las cenizas; se van al típico enclave bucólico pastoril, y tiran allí al muerto por los aires. Muy ecológico eso de tirar las cenizas del traje sintético y lo que caiga en cualquier sitio. Por no hablar de que luego la gente en los aniversarios va igualmente al sitio a conmemorarlo.

También están los que no irían ni atados a ver la tumba de su abuelo pero pierden el culo por ver la de Elvis, Edgar Allan Poe o Jim Morrison.

Por lo que yo sé Biru es más de los que van por deformación profesional.