martes, 6 de septiembre de 2011

El jet lag

Para las personas como yo que tienen ritmos de sueños descoordinados, el jet lag es la puntilla que acaba de rematar el caos. Es definida por la wikipedia como una “descompensación horaria, disritmia circadiana o síndrome de los husos horarios, es un desequilibrio producido entre el reloj interno de una persona (que marca los períodos de sueño y vigilia) y el nuevo horario que se establece al viajar en avión a largas distancias, a través de varias regiones horarias”. Y cualquiera que cruce el océano notará sus efectos a las pocas horas de aterrizar en el destino aunque en diferentes medidas.


Si se viaja hacia el Oeste, como cuando voy a América, el jet lag transforma mi ritmo habitual trasnochador de acostarse a las 4 mañana y levantarse las 2 de la tarde en uno hogareño y formal de meterse en la camita a las 9 de la noche y empezar el día a unas madrugadoras 7 de la mañana. Si viajo hacia el Este, como cuando voy a Asia, las sábanas se pegan aún más de lo normal y a las 4 de la tarde todo tiene un aire onírico que roza lo surrealista.

Consejos para evitar tal situación hay muchos (aunque dudo que ninguno de ellos funcione de verdad) desde los más tradicionales como dormir bien antes de empezar el viaje, evitar las bebidas alcohólicas y la cafeína o beber mucho agua hasta los más innovadores como no comer nada durante 16 horas. Aunque a mí el que más me ha gustado ha sido éste que dice que investigando con ratones han concluido que la mejor ayuda para evitar el jet lag es tomarViagra. Igual no funciona para la descompensación horaria, pero seguro que pensando un poco le puedes sacar otras utilidades.

3 comentarios:

ñ dijo...

Pues no se me ocurre pa'qué.

MISMINISYOTRASCOSAS dijo...

Pues tengo una amiga que ha estado en New York en Agosto y hace un par de años estuvo en Orlando y,el jet lag, sólo le afecta cuando regresa. Se pasa una semana como un zombie,la pobre. Y,por cierto, éso de la afoto es un avión? Primera clase? Qué demonios es? Es que sólo he viajado en vueling...

Mya dijo...

Yo sólo he hecho un viaje transoceánico en mi vida, y no recuerdo problemas de sueño, pero también es cierto que anduve tan a la carrera que ni me enteré del cambio horario.

Se supone que el jet lag afecta principalmente viajando hacia el este, por tema biorritmos. A nuestro cuerpo parace ser que le gusta más alargar el día que acortarlo. Al fin y al cabo si te acuestas más tarde te duermes fácilmente, pero es más complicado hacerlo cuando tu cuerpo cree que son las 6 de la tarde.