jueves, 20 de octubre de 2011

ETA lo deja

Hay noticias que uno espera en la vida sin mucha esperanza de que vayan a pasar jamás pero suceden milagrosamente como que tu equipo de fútbol gane el mundial o que el grupo de energúmenos que manchaban el nombre de la buena gente que te rodea decida tirar la toalla y dejarnos en paz.

Aunque lo de hoy no es más que un hito en un proceso muy largo que no ha terminado pero entra en su recta final. Este proceso tiene su inicio en julio de 1997 cuando ETA había decidido bajar su estrategia terrorista a la calle y la kale borroka hacía que se sintieran más fuertes que nunca hasta el punto de llegar a extremos de crueldad nunca antes imaginados que hicieron que la gente se plantara de una vez. El día que el vasco de a pié se dió cuenta de que su vecino tenía tanto asco a estos iluminados como él y que se atrevió a decirlo abiertamente en la calle, la mafia empezó a perder su poder más estratégico: el miedo. Han sido 14 años cuesta abajo con idas y venidas y coletazos peligrosos y esto todavía no ha terminado. Alegrémonos del paso dado y concentrémonos en no perder lo ganado, aunque si yo tuviera que describir mi sentimiento personal más que alegría sería alivio. Alivio como el que se siente cuando evitas un accidente o superas una enfermedad mortal.


Solo sueño con el día en el que pueda decir en cualquier sitio que soy vasco y haga el mismo efecto que si dijera soy gallego, riojano o canario. El día en el que vivir en Bilbao no signifique que seas un presunto independentista violento y hablar de política en la calles vascas sea tan inocuo como defender a la Real o el Athletic.

Estas cosas llevan su tiempo y a los que tenemos ya cierta edad no creo que se nos vayan los viejos tics de la cabeza, pero hay hoy en Euskadi toda una generación de jóvenes que vivirán por fin lo que sus mayores no tuvieron la oportunidad: una vida en paz y libertad.

8 comentarios:

Biruvito dijo...

¿qué opináis?

estretxi dijo...

yo estoy contentiiisima, creo que es el final,aunque lo que queda es muy dificil y muy largo, me pone enferma la gente que hoy me ha dicho, "hija bueno no es para tanto no? ya lo han dicho otras veces y al final nada , en cuanto no les den lo que quieren, pues vuelven",ESTA NO ES LA APTITUD PARA UNA SOLUCION, Y HAY QUE SOLUCIONARLO.

Félix Chacón dijo...

Yo me siento muy feliz. Durante toda nuestra vida ha existido el terrorismo en España. Me alegro por todos nosotros, pero especialmente por vosotros, los vascos. Sabes el aprecio que siento por vosotros y por vuestra tierra y pienso que va a ser emocionante volver pronto por allí sabiendo que ya no hay terrorismo.

bella durmiente dijo...

Me siento muy feliz. Acuerdo total con estretxi.
http://des-encadenando.blogspot.com/2011/10/adios-eta.html

dk dijo...

yo hoy sólo siento una enorme melancolía mezclada con un poco de alegría

Anónimo dijo...

Enhorabuena Biru...habeis recuperado la libertad....no es lo mismo decir uno lo que piensa cuando sabe que pueden, real, y efectivamente pegarle un tiro...que decir lo que te salga la punta el pie...y como mucho... te digan ¡¡¡gilipollas cretino¡¡¡

Vais a disfrutar mucho los vascos de la libertad...sin ninguna duda....



besos

Mangeles

nora dijo...

Muy buena noticia, enhorabuena ... y espero que así sea.
Me sorprendió mucho saber que tu sueño es poder decir en cualquier sitio que eres vasco ... Me has dejado sorprendida y emocionada a la vez ...
Un buen futuro al País Vasco y a España.
Besos**

ñ dijo...

Personalmente la ola de optimismo no me ha llegado tan hondo. Quizás porque me esperancé más de la cuenta cuando Zapater y Egiguren anduvieron de negociaciones y todo se fue al garete en su momento con la T4.

Quizás las palabras de los comunicados varíen de tal forma que hacen que ántes no hubiera tantas expectativas y ahora sí que las hay...pero no llego a apreciarlo. La cercanía de las elecciones no ayuda a que me lo crea tanto y a veces acabo pensando que es una estrategia para conseguir votos por parte de "la borrokada".

Lo único que me da buen rollo de que vaya por buen puerto son las declaraciones de Egiguren, especialmente cuando dice que ahora va a poder pasear por la parte vieja de Donosti, cosa que no ha hecho en 30 años...

Por lo menos hay una ligera sensación de alivio...y esperemos que vaya bien.