martes, 16 de junio de 2009

Las antípodas

Las antípodas son una cosa que mola bastante, un sitio que está a tomar por saco de dónde estás tú y al que se tarda un copón en llegar hasta hoy en día con la era cibernética y todo. Mola ver los contrastes que puede haber.

¿Qué tienen que ver Argentina y Mongolia? ¿O Ecuador y Singapur? Con este mapa que tenemos tan planito y eurocéntrico nos parece que el resto del mundo tiene que estar petado con todos los paises muy cerca unos de otros pero luego te pones a mirar y ves que casi no hay solapes antipódicos, es decir que casi todos los países tienen mar en sus antípodas salvo un par de excepciones:

- Argentina y Chile se enquistan entre China y Mongolia
- Tailandia e Indonesia salpican el área del Amazonas
- Nueva Zelanda se estampa en el jeto de España

y poco más. Hay que ver que bien colocaditos están los paises en el mapa que parece que están encajados adrede para que no se choquen eh? Fijaos en Australia y en África, parecen puestos a huevo.

Y si queréis seguir jugando a ésto de qué pasaría si cavara un túnel mondegordo y apareciera al otro lado del mundo, aquí tenéis esta página que ha encontrado la señorita Galet:

http://www.antipodemap.com/


Gracias maja!

3 comentarios:

galET dijo...

de nada guapo, ya tu sá. A mi lo que me gustaría es encontrar un programilla que me de la ubicación o características de mi propio némesis jaja que ego.

mangeles dijo...

Yo siempre he considerado Australia mi segundo pais. Cada vez que quiero perderme, y sobre todo, perder de vista todo lo que me rodea, digo...a AUSTRALIA, CON LOS CANGUROS, que está tan lejos, que seguro no va a verme nadie, ni en Navidad....

Aunque ahora con eso del programita "un español por el mundo", hay que esperar la visita de un pesado en cualquier parte del mundo.

Besos.---por cierto...¿cual es el regalo de boda? ¡Un Ferrari testarrosa¡¡¡¡ seguro...

Biru-san dijo...

@galet, todo se andará

@mangeles, australia noooooo, yo que tú me repasaría el archivo del blog primero te metes con el príncipe Charles y ahora dices que Australia te mola