martes, 17 de noviembre de 2009

Auto-stop

Hoy cuando venía a Bilbao de la uni he parado a un autoestopista. Era un chaval muy majete, de Hungría, que se estaba recorriendo España con un presupuesto total de 0 euros. Lo tenía bien organizado, los viajes los hacía en auto-stop, la estancia con couch-surfing, y para conseguir dinero para comer se dedicaba a tocar el bongo en la calle. Me he pasado un rato entretenido (lo cual es mucho decir para el infierno que es la A-8) y él ha llegado a Bilbao sano y salvo a pesar de tener que esperar hora y media hasta que alguien le ha parado.

Hace 3 meses o así también cogí a un chaval francés que venía de visitar a su novia y cuando se lo cuento a la gente me mira con cara rara. Hace unos años esto de hacer dedo era de los más normal en Europa pero no se que pasa hoy en día que anda todo el mundo acojonado y ya nadie para a los pobres autoestopiestas. Ellos consiguen viajar gratis y tú pasas un rato entretenido, no sé por qué hay tanta paranoia. Realmente ellos tienen mucho más que perder que tú porque montarte en el coche de un zumbado si que tiene que dar miedo.

Que guay poder viajar con cero euros y ver mundo, si está claro que para hacer cosas no hacen faltan grandes presupuestos solo un buen par de huevos.

6 comentarios:

galET dijo...

huy, sola, autoestopista y sudamerica... no tengo los ovarios para eso...

Nuria dijo...

Me parece que la razón por la que no se ven casi autoestopistas es porque está prohibido hacer auto-stop en las autopistas, aunque no en las carreteras (y digo me parece, que creo recordarlo de las clases de conducción del año pasado).
Yo, si te digo la verdad, me daría mucha cosa recoger a alguien que no conozco de nada en la carretera.
Un abrazo !!

mangeles dijo...

Buen chico, Biru Vito. Tienes toda la razón. Y sobre todo, la gente mayor es la que tenía que coger a los autoestopistas, para que los jóvenes se sintieran seguros (los autoestopistas y los conductores jovenes), y se practicase más esa forma de viajar, que es estupenda.

¡La cantidad de coches en los que viaja una sola persona, el conductor, es enorme¡...y es un derroche...

Enga...que la gente se anime...

Besosssssss.....

mya dijo...

Yo, como buena friki que soy, me siento culpable cuando hago un trayecto interurbano en coche y veo una marquesina de bus con gente. Siempre estoy tentada de parar y preguntar si alguien va al mismo sitio que yo, pero pienso que me van a mirar con mala cara (la gente es asín :-() o va a ser infructuoso, y acabo rajándome.

Eso sí, hace unos años me encontré una pareja de turistas alemanes jovencitos que no encontraban alojamiento en Bilbao que no fuera de 4****; acabé llevándomeles a dormir a casa, con cena y desayuno incluídos.
Me enviaron una postal desde Cádiz :-D.

nora dijo...

Cuando estuve en España, me dijeron que no lo haga (sola) porque algunas chicas lo pasaron mal. Por eso siempre éramos tres, pero muy pocas veces nos pararon :)
Besos**

Biruvito dijo...

@galet, el post iba más de que los conductores deberían atreverse a montar mas autoestopistas no al revés. De todas maneras conozco chicas que lo hacen ;)

@nuria, pues supera la cosa que conocer extraños es un gran placer.Te lo digo yo!

@mangeles, eso es, menos coches con una persona y más autoestopistas.

@mya, jaja la última vez que hice auto-stop fue contigo yendo a sopelana me acabo de acordar. Muy bien hecho!

@nora, me parece un buen consejo. Una chica sola es un poco peligroso pero si vas conduciendo creo que no hay peligro. Un beso!