lunes, 29 de diciembre de 2008

Conciertos del año 2008

A estas alturas ya no me acuerdo de la mitad de los conciertos y saraos a los que he ido aparte de los festivales, y eso porque tengo una pulserita en mi brazo que todavía me lo recuerda.

Que me acuerde ahora aparte de los festivales fui a ver Sidonie con la señorita A. al Antzoki, a Donosti con la señorita Mya a ver a Lori Meyers, al Antzoki otra vez con el señor Kalrissian a ver a Faint y al Azkena con la señorita K. a ver a El columpio asesino” El de Lori Meyers estuvo bien, pero les noté un poco pasotas, en un sitio con la gente más metida se tienen que salir, The Faint llegué tarde pero sonaba bien, El columpio asesino me molan bastante, sobre todo en directo, pero no me sé las canciones, y Sidonie hicieron un concierto majo pero echo de menos los viejos tiempos en los que se ponían en bolas y hablaban de las rayas que se metían. Era todo más rockero.

El “Bilbao live” mola porque es al lado de casa y no tienes que dormir en un puta campa, además parece que se va asentando y no va a desparecer de la noche a la mañana como el “Santander summer festival” . Lo malo es que este año llovió a saco y el sábado estuve 8 horas bajo la lluvia, así que el domingo no podía más. A este festival yo creo que le deberían cambiar el nombre y llamarle “Bilbao heaven festival” porque es el festival a donde van los grupos buenos cuando ya están muertos. Y sino que se lo pregunten a Guns and roses, Tequila, The Doors..

Este año ví a los Fratellis, Lenny Kravitz, lo que queda de los Doors (no hicieron ni una sola mención a Jim Morrison en todo el concierto) y a los Sunday Drivers (memorable el concierto del año pasado en la extinta sala “La bolera” en Burgos con la señorita A). Pero sobre todo me quedo con la actuaciones de Rem que volvieron más electricos que nunca y sobre todo de Prodigy, que fue una pasada. Lo más flipante es cómo se mete la gente en el concierto. Otros grupos tienen que andar animando a la gente para que bailen y esto tíos tocan una tecla y la peña no para de botar. Flipante.


Benicassim fue una gran experiencia musical, lástima que no pueda decir lo mismo del resto gracias a la mierda del camping y aún más a la mierda de ingleses del camping. Allí vi un millón de grupos: Morente, Morrisey (y sus alegatos vegetarianos), Leonard Cohen (convertido en un anciano), Tricky, la mitad del de Lori Meyers (esta vez más enchufados), Facto de la fe (para mí sorpresa todo un icono gay), Mika (con una puesta en escena muy divertida) y un millón de grupos más que ahora no recuerdo.

Los que más me molaron fueron: Los Ting Tings , un concierto el que el señor Kalrissian y yo éramos los únicos españoles. Hacía un calor que te mueres pero había superbuen rollo. La casa azul, más buen rollito popi. El tío se sale, además luego me lo encontré en las tiendas y le conté que me habían confundido con él. Se rió y me tocó la cabeza, me dijo:”Eso es por la calva”.Qué majete. Manos de topo. Por cuestiones obvias y porque casi me dejo la voz. Lo que más me flipó fue ver que había gente tan loca por “Manos de topo” como yo. Justice.Un concierto a 100º y más gente por metro cuadrado que en un rascacielos. Aquello es lo más parecido a una bacanal en el infierno que he visto. Peña empastillada, sudor y beats a saco. No les perdono que macharan “stress” hasta dejarla irreconocible. Battles. CONCIERTACO. Madre mía eso fue un noparar hasta el ultimo drum. Llegaron impecables y se marcharon con la camisa bien sudada. Cuando tocaron “Atlas” yo creía que rozaba el cielo pero no, es que no podía llegar al suelo de la muchedumbre que se agolpaba.

Uff, esperemos que el año que viene pueda repetir un par de festivales, me molaría ir a uno grande en el extranjero, Glastonbury, Roskilde, Reading, Coachella, Fuji o Summersonic. ¿Alguien se anima?