sábado, 31 de enero de 2009

El rapto del desnudo

Hubo una época en el que el desnudo era algo escandaloso, prohibido. Tras la libertad en el arte clásico, la iglesia impuso un canón estético en el que la desnudez del cuerpo humano estaba condenada. Tras esa época que duró siglos llegó la libertad al arte y posteriormente a toda la sociedad: el destape, naturismo, playas nudistas, y full frontals a cascoporro.

Sin embargo, hoy en día el desnudo público parece limitado a los cuerpos 10. Allí donde miremos, en los anuncios de la tele, en las vallas publicitarias, en las películas, allí donde veamos piel al aire veremos un bello cuerpo escultural moldeado adecuadamente tras horas de gimnasio.

Eso provoca que el resto de los mortales aparezcan como seres inferiores que no tienen derecho a mostrar su cuerpo. De la prohibición total del desnudo hemos pasado a una parcial. Con lo que el 90% de la población vive aacomplejada por su aspecto y no acepta su aspecto exterior.

¿Tan malo es no tener un cuerpo joven y perfecto? ¿Si nuestro cuerpo no se adapta a los cánones de belleza deberíamos avergonzarnos de él?

Deberíamos empezar a querernos como somos porque como siga la crisis a este paso lo único que nos va a quedar es nosotros mismos y nuestra piel.

3 comentarios:

nora dijo...

Una que se encuentra dentro del 90% de esa población xDDD, pero no me avergüenzo de como soy (por dentro)
Abrazote :)

Arturios dijo...

Pues en Bilbao, en la piscina municipal de Artxanda, cada segundo y cuarto sábado desde noviembre hasta mayo, tienes un horario nudista de 7 a 9 de la tarde.

No hace falta ser socio de nada, sólo pagar la entrada y disfrutar de los michelines :)

Biru-san dijo...

@nora,por dentro sólo? muy mal, un abrazo

@arturios, oye muy interesante eso no lo sabía, además tengo carnet del IMD, me pasaré un día de estos por ahí, gracias!