lunes, 18 de mayo de 2009

Nuevos latiguillos

A pesar de lo que parezca por mi estilo al escribir el blog, yo siempre he sido un talibán de la gramática y la sintaxis. No soporto a la gente que se expresa mal y todavía menos a los que utilizan latiguillos. Ya sé que todos caemos en ellos pero lo que me parece imperdonable es que los periodistas machaquen contínuamente el idioma impunemente. Es como si un violinista maltratara su instrumento o un carpintero su martillo. De los muchos que oigo todos los días estos son los que más me tocan los huevos las narices.

Literalmente . Según el "Diccionario de la real academia de la lengua española", literal significa: "Conforme a la letra del texto, o al sentido exacto y propio, y no lato ni figurado, de las palabras empleadas en él". Sin embargo los periodistas se empeñan en decir cosas como "el Athletic está destrozando literalmente al Madrid" o "Toquero está haciendo literalmente añicos la defensa rival". Literal.
La verdad. "La verdad" es la perífrasis o circunlocución de moda hoy por hoy. Una frase sin "la verdad" por delante es una frase sin empaque, una frase insincera a todas luces. Tengo un conocido que después de un "Sí" siempre añade un "La verdad es que sí". Lo tengo literalmente probado. Y para ver hasta donde han llegado los dominios de "la verdad" sólo tenéis que indagar un poco entre los posts de este mismo blog. La verdad es que literalmente sí, yo fui el primero en caer.

Irrael y Yor Bus. Este país que aparece en el mapa se llaman unos días Insrael y pero casi siempre Irrael, lo sé porque lo escucho en las noticias de la SER. Es un país maléfico a todas luces, hecho que queda corroborrado porque el antiguo presidente de los Estados Unidos, el malvado Yor Bus, le daba su apoyo incondicional. Es lo que tiene escuchar los boletines horarios, que se aprende mucho.

Punto y final. Ya va siendo hora de terminar este post que tengo que ir a cenar. Y qué mejor para finalizarlo que con un punto y final, que debe ser una cosa así entremedias un "punto y seguido" y un "punto final". Yo no lo sé muy bien, pero los periodistas lo dominan a las mil maravillas, aunque reputados lingüistas como Lázaro Carreter no lo puedan ni ver. Qué sabrán ellos, si son literalmente unos fósiles.

5 comentarios:

galET dijo...

Literalmente hablando, ahora si te tomaste la palabra jaj

ñ dijo...

La verdad es que sí.

mya dijo...

Yo bastante tengo con lidiar con los "a ver"-es convertidos en "haber", claro que para ver algo debe haberlo primero, o que en la tele, puestos a no saber cómo ni cuándo se usa el tiempo condicional de indicativo (que pare eso son periodistas y redactores), hagan triple voltereta mortal para meter con calzador el pretérito imperfecto o el pretérito pluscuamperfecto de subjuntivo.

No digamos ya cómo me pita la cabeza cuando oigo un delante "tuyo" o un "habían" muchos de lo que sea.

Puestos a usar mal una sola palabra imagínate una desafortunada combinación de varias bien escritas, eso ya es lo de menos.

No sé si yo usaré mucho lo de "la verdad" o la "literalidad" en el sentido figurado, seguro que yo también cometo mil faltas hablando y escribiendo, pero juro que cuando me asalta la duda consulto la bonita página web de la RAE y me aplico la norma. A día de hoy maltratamos impunemente nuestro idioma y encima no nos atrevemos a corregir a nadie no sea que nos llamen pedantes.

¡Qué lástima!

estretxi dijo...

Yo utilizo mucho ultimamente COMO DIOS MANDA,me he dado cuenta que es mucho ,porque inmediatamente despues de decirla, oigo, amatxu que es como dios manda... todavía no le he convencido mucho con mi explicación.
Efectivamente Clarita

Biru-san dijo...

@galet, la verdad es que sí

@ñ, literalmente.

@mya, delante tuyo no diré mas averes

@estretxi, claro que sí, camino.