miércoles, 15 de junio de 2011

El baño turco

En mi gimnasio pijo hay un baño turco como el de la foto pero quitando a la sonriente chica y poniendo a un montón de cincuentones sudorosos. Como cuentan muy bien en la wikipedia, el baño turco, hamman o  alhama es una especie de sauna a la que le sumas un montón de vapor de agua y, no es invento de los turcos, sino que ellos adoptaron los baños romanos originales.

Aquello está a mil grados y con la humedad por las nubes, una cosa parecida a japón en agosto cuando fui yo, por lo que se suda la gota gordísima. Si clikais en este link veréis las cosas tan estupendas que tiene el baño turco: limpia las toxinas, rejuvenece, es bueno para la tos, relaja el sistema nervioso y te deja el cutis como el culo de un bebé.. 



Pero claro los efectos dependen de la temperatura a la que lo pongas. En mi gimnasio somos yonkis del baño turco y ya tenemos la tolerancia muy alta, por lo que cuando para de echar vapor, los perros viejos trucamos el cacharro frotando hielo contra el termómetro, así que aquello se pone a mil grados. Lo mejor es cuando entra un novato y pone cara de que se está escaldando jaja ¡pringao! Este es un gimnasio con baño turco de primera.

Eso sí, habrá que ir con cuidado a ver si un día nos vamos a pasar de listos y vamos a acabar como los participantes del campeonato mundial de sauna.

2 comentarios:

nora dijo...

Si es algo parecido al agosto de Japón, entonces la humedad japonesa es buena para la salud :P
Qué alegría para mí ...
Besitos**

Biruvito dijo...

@nora, felicidades, besitos**