viernes, 15 de octubre de 2010

El concierto de Triángulo de Amor Bizarro en el Museo de Reproducciones

La semana pasada os conté que iba al concierto de Triángulo de Amor Bizarro en el Museo de Reproducciones y os diré que me lo pasé muy bien, pero no sé si por el concierto en sí o por la compañía y el ambientillo.

Para empezar el lugar era un sitio especial, un museo lleno de esculturas clásicas. Es un puntazo oir los trallazos rock con la victoria de samotracia observando, pero la acústica dejaba mucho que desear. Los guitarrazos y distorsiones de los Bizarros rebotaban por todas partes y el sonido llegaba a nuestros oídos todavía más sucio de lo normal, lo cual, al final, era bastante impactante. En cualquier otro concierto hubiera sido una tortura (de hecho para algunos lo fue y sino mirad lo que dice la bella durmiente) pero para mí en ese momento aquella amalgama de chirridos y reverberaciones me llegaba hasta el fondo de alma rockera.


Mención especial para estos dos tipos que descubrieron el pasodoble que se esconde detrás de la canción de "año santo" (inspirada a su vez en esta canción de misa).

Un gran concierto, larga vida al Rock & Roll!!!!!!

2 comentarios:

galET dijo...

Biruvito bailas!!

Pero por la mirada de tu amiga parece que le pisabas los pies :P

Biruvito dijo...

@galet, no soy yo es uno que había por ahí