miércoles, 8 de septiembre de 2010

Deporte o negocio

Fijaos en estas dos tablas: ¿ son muy parecidas, verdad? Las dos las forman los equipos de primera división de la temporada pasada, la 2009-2010, pero aparte de eso hay muchas más coincidencias. Las dos tablas las encabezan el Barcelona y el Real Madrid, pero además no por poco, en ambas clasificaciones sacan una diferencia abismal al 3º. Luego hay un par de equipos que les siguen a distancia: el Valencia, el Sevilla.. Y al final de la tabla parecido, el Tenerife y el Xerez se hunden en el fondo irremisiblemente.

Pues bien, como acertadamente habrán adivinado los más espabilados, la tabla de la izquierda es la clasificación final de la liga del año pasado y la de la derecha es el resumen de los presupuestos de cada club en millones de euros sacados del estupendo blog "ensilicio.com".

Todo esto me hace pensar, ¿no se trata de una competición viciada en la que los puestos finales están dados al 90% antes de que ruede la pelota? ¿se puede hablar de deporte cuando lo que prima no es el esfuerzo de los deportistas sino los chanchullos y talonarios de los dirigentes de los equipos? ¿cómo se puede ser tan cagón como el Racing y ser el 10º mejor presupuesto y quedar al borde del descenso (al atlético le perdono porque ganó la uefa)? Y sobre todo, ¿ qué influencia tiene en el Athletic club lo de fichar sólo jugadores vascos cuando tiene el octavo presupuesto y resulta que al final queda el octavo?

En fin, este año, más de lo mismo.

3 comentarios:

enekochan dijo...

Y este año van a premiar la celebración de gol más original. Estoy temblando con las gilipolleces que van a hacer.

bella durmiente dijo...

Yo, está claro que no estoy entre las espabiladas porque no he adivinado lo de las columnitas, sin embargo hace tiempo que tengo claro que deporte ( futbol)= negocio.

Biruvito dijo...

@enekocham, no creo que les haga falta un premio para hacer el gilipollas, tranquilo

@bella durmiente, que sea un negocio no me importanta tanto, lo que me apena es sea sólo un negocio y nada más