sábado, 4 de septiembre de 2010

Las chancletas las carga el diablo

El verano da sus últimos coletazos y con ellos espero que también la terrible plaga de las chancletas, esa moda maligna que inventó el diablo para desestabilizar la civilización occidental. Y es que como bien cuenta este artículo lo de ir en chancletas es todo un mundo de riesgos : "La Asociación Americana de Podología Médica ha advertido esta misma semana de que, al no llevar el pie bien sujeto, las chanclas dificultan el equilibrio y aumentan el riesgo de caída. "
Y no sólo se queda ahí: "Un estudio de la Universidad de Auburn (EEUU), demostró que la gente que lleva chanclas da pasos más cortos, fuerza más el tobillo al andar y sufre más dolores en las extremidades inferiores que quienes usan un zapato más armado que se adapta mejor al pie." Es el denominado efecto "dedos de garra".

Y si pensais que exagero mirad lo que le pasó a esta tía por ir conduciendo en chancletas por Santutxu. Se le enganchó el pie en el acelerador y casi se carga el cajero. Ahora que los de la kale borrika no estaban dejando en paz y parecía que podíamos sacar dinero otra vez sin miedo a salir inmolados, resulta que vamos a tener que estar atentos a los chancleteros.

Ley antiterrorista para ellos ya!

5 comentarios:

PIZARR dijo...

Pues creo que la moda chancleta va para largo porque el colmo es ver hombres con traje y chancletas... No lo sosporto.

Por cierto me encanta la pintura de Guayasamin, lo descubrí hace mucho en un blog.

Mil gracias por localizarme la palabra lucidez. He visto tu comentario por puro churro porque lo hiciste en la entrada anterior y hacía días que no entraba en la bandeja de correo de entradas del blog por falta de tiempo, ultimamente entraba al blog directamente.

Un saludo desde nuestro Bilbo

estretxi dijo...

JAJAJAJJAJJAJ

Biruvito dijo...

@pizarr, gracias a nora, no a mí, un saludo

@estretxi, jejej

mya dijo...

Adoro las chancletas. Cuando voy a la playa me convierto en la mujer chancleta! y alguna vez en casa me las he puesto con calcetines, aunque parezca imposible (creo que es herencia de mi abuelo).

Este verano he perdido unas Havaianas blancas que tenía y aún lloro su ausencia.
Que sepas que son más peligrosos los tacones que las chancletas cuando conduces, yo al menos lo tengo comprobado.

Biruvito dijo...

@mya, puff una chancletista infiltrada en mi blog!!