domingo, 10 de abril de 2011

El incidente de Fukushima Daiichi (2)

El día 11 de marzo tiene lugar un terremoto de magnitud 9 a 200km de distancia de la costa de Japón. El temblor en Fukushima es cercano al nivel 8. Una hora más tarde llega a la costa japonesa una ola gigante que causa una inmensa inundación en el litoral.

Con los reactores todavía muy calientes, llegó el tsunami y barrió tanto el tendido eléctrico como los generadores diesel. En este momento, quedan anulados todos los sistemas de refrigeración de todos los reactores, que siguen generando calor. El calor generado hace que el agua que queda dentro de los reactores se evapore, generando una gran presión de vapor dentro del reactor y de la vasija de contención.


Al evaporarse el agua, parte del núcleo queda al descubierto y se sobrecalienta hasta tal punto de fundirse. Hay que recordar que el núcleo genera calor espontáneamente y que si no se hace recircular agua fría continuamente, la temperatura aumenta. Al quedar el núcleo al descubierto y cuando éste alcanza una temperatura de 1700ºC aproximadamente el metal que lo compone se derrite y pierde su estructura original, formando una masa informe imposible de hacer circular agua a través de él.


Un núcleo que queda al descubierto, provoca 2 cosas: Primero es más difícil de refrigerar porque el agua no puede circular a través de él. Segundo, las altas temperaturas que alcanza la masa fundida hace que el vapor de agua que lo rodea se descomponga en H2 y O2 (ayudado por la catálisis de la aleación de zirconio que encapsula al uranio y por los intentos de refrigerar los reactores inundándolos con agua de mar). El hidrógeno molecular es explosivo y eso es lo que ocurrió en los reactores 1, 2, y 3. Estos 3 reactores explotaron el 1 primero con polvareda blanca, el 3 después con polvareda gris y el 2 mediante una explosión interna.

No hay comentarios: