miércoles, 13 de abril de 2011

Hannah y sus hermanas de Wooody Allen (1986)

Ayer sentí la necesidad de volver a ver "Hannah y sus hermanas" y no pude evitar caer en la tentación, así que pasé de nuevo 103 minutos disfrutando de una de las grandes obras del mejor Woody Allen. Esta película coral es un compendio de lo más sublime y lo más miserable de las personas: pasión, infidelidad, amor, sumisión, celos, miedo a morir, fracasos matrimoniales, realaciones entre hermanos... Todo un tratado sobre el ser humano de hoy en día.


Y sin embargo, allí donde parece que debería surgir un tocho soso y pedante nos encontramos con una obra cargada de humor y cariño, un  largometraje de aparente entrenimiento que deja un regusto agridulce y optimista. Una película sin pretensiones que se convierte en una obra maestra que nos retrata a ritmo de jazz.

2 comentarios:

vanvic68 dijo...

¿Es que hay algo de Woody Allen que no valga la pena? Me dicen que Vicky Cristina Barcelona es bien flojita. ¡Qué suerte! No la he visto.

Biruvito dijo...

@vanvic68, yo también preferí no verla :P