martes, 5 de abril de 2011

Las oficinas de banco modernas

El otro día fui a ingresar pasta al banco que hay al lado de mi casa y me encontré que habían quitado el mostrador y habían puesto un montón de mesas y sillas de diseño con empleados con sonrisa profidén. Me dirigí a uno de ellos para hacer mi ingreso y me dijo: aquí ya no hacemos esas cosas, ¿quieres que te enseñe a hacerlo en el cajero?


Conclusión, están sustituyendo a las personas por máquinas y dejando en su lugar a plasticosos humanoides que intentan sacar los dineros engatusándote con sus artes de márketing prefabricado. No entiendo por qué ahora los bancos tienen que parecer el salón de tu casa, si yo voy es para que me atiendan rápido y me marche antes de que sea demasiado tarde, no para que me sienten y me embauquen con sus triquiñuelas haciéndome creer que son mis amigos.

Total, que al final lo mío no se podía hacer en un cajero y tuve que recorrerme medio bilbao para acabar haciendo el doble de cola con gente que huía de los bancos modernos como yo. Cosas del marketing.

No hay comentarios: