viernes, 3 de octubre de 2008

Peine del viento

Una de los pocas cosas buenas que tiene volver a estudiar a San Sebastian es poder visitar de nuevo el "Peine del viento" de Chillida y Peña Ganchegui. No es solo por la arquitectura de la plaza, las esculturas, las rocas o el mar, sino por el conjunto que forman. Cada uno en su sitio, contemplandose, con respeto, solapandose unas veces, acariciandose otras.

Si quereis verlo en movimiento aqui teneis un video.

Pero no os haceis a la idea de como es, hay que ir alli, a leer un libro, escuchar musica, meter mano a la novia, perdiendo el tiempo, viendo las olas.

Precioso.

1 comentario:

mya dijo...

Para quienes estudiando la carrera hemos estudiado allí, no sólo el peine de los vientos, sino mil rincones de Donosti nos traen mil recuerdos.
El peine de los vientos me recuerda los domingos por la mañana (snif).
A mi me produce nostalgia cada vez que voy y me doy una vuelta por la ciudad. Han cambiado muchas cosas pero no sé... sigue dando cosita.
¡Qué recuerdos!