domingo, 13 de junio de 2010

Un punto de vista teórico y práctico integral, en un contexto real

Nadie dijo nunca que estudiar arquitectura fuera fácil. La gente se tiraba de 9 a 11 años de media estudiando la carrera mientras sus amigos de otras carreras en 4 años ya estaban en la calle ganando dinerito, había que estar consagrado en cuerpo y alma a la universidad de septiembre a julio, sin un momento de relax, los profesores te puteaban y te trataban con una falta de respeto como no he conocido nunca, pero al final existía un pacto tácito que implicaba que una vez superada esa prueba salías al mundo con un profesión reconocida socialmente, bien pagada y con una estimulante práctica profesional.

Queda claro que con la crisis todo eso ha saltado por los aires. Mientras antes faltaban arquitectos y los estudios pagaban a estudiantes de los últimos cursos un salario digno, hoy en día, titulados con años de experiencia vagan por las oficinas de empleo mientras los estudios cierran uno detrás de otro por falta de encargos. Es como para entrar en las facultades y gritar a los estudiantes: "no seáis idiotas y mandad la carrera a la mierda"

Dando vueltas a todo ésto me encuentro en la prensa un anuncio que pone: "Máster de posgrado. La práctica profesional del arquitecto. Estudio Lamela" Sigo leyendo y veo que, efectivamente, el objeto del Máster es "Dotar a los arquitectos superiores titulados —o con título equivalente— de los conocimientos necesarios para el desempeño real de la profesión, desde un punto de vista teórico y práctico integral, en un contexto real" Y curiosamente, los profesores del Máster son todos gente que trabaja en el Estudio Lamela, un estudio que, si bien tiene cierto prestigio a nivel nacional, no es de los de primera fila mundial.

Si yo fuera mal pensado pensaría que el tal máster (que por cierto no veo avalado por universidad alguna, con lo no tengo muy clara su validez académica) no es sino un apaño de un estudio de arquitectura en horas bajas que pretende que trabajes para ellos no sólo sin cobrar, sino que además pagando por ello durante 4 meses al módico precio total de 10.800 € .

Siempre pensé que esta profesión se estaba denigrando por momentos pero esto ya no tiene nombre. Arquitectos, cuesta abajo y sin frenos..

4 comentarios:

Anónimo dijo...

existe la opción de irse a Haití a hacer un "máster gratis" en reconstrucción de zona sísmica... seguro que en un año se aprende como en 11

nora dijo...

Cuando quieras, tienes el estudio de mi prima en Tokyo ... pero tendrás que trabajar a la japonesa :P
Besitos**

mya dijo...

Que el ejercicio de la profesión de arquitecto la han desdignificado los propios arquitectos (trabajando casi sin cobrar por meter en el currículum un estudio un poco conocido o contratando falsos autónomos) lo vengo pensando hace ya tiempo, esto es sólo una muestra más.

A mí hace tiempo un tío vestido de diseño y con un estudio chupi guay en el centro de Bilbao me ofreció trabajar para él 40 horas semanales, mas las extras que hicieran falta, por 500 euros al mes, sin contrato, claro. Y como lo que ofrecía era una gran oferta de formación, ni oir hablar de subida de salario en al menos 2 años (trabajar para RdM debe de ser súper edificante para el espíritu).

Lo que más rabia me da es que después de mil años estudiando y con noches en vela ahora resulta que si quieres trabajar de algo menos cualificado como camarero o dependienta tienen los cojones de pedirte experiencia... Pues no será por lo bien que anda el servicio en la mayoría de los bares y restaurantes.

Nora ¿no tendrás una parienta con una tienda? es que es un trabajo mejor remunerado y con menos estrés intelectual.

Biruvito dijo...

@anónimo, hmm no sé yo, aprenderías más de otras cosas más que de arquitectura

@nora, menos mal que sé que no lo dices en serio. Besitos**

@mya, me parece que al final el problema es que sobran arquitectos.