martes, 10 de agosto de 2010

Cosas que los nietos deberían saber

Como ya adelanté en mi precrítica, este libro es uno de los más interesantes que he leído últimamente. No sólo por las cosas que nos cuenta Mark Oliver Everett: sus tortuosas relaciones familiares, sus fracasos sentimentales, su lucha por conseguir abrirse un hueco en la industria musical, sino también por cómo lo cuenta con un tono dicharachero y desenfadado y sin tomarse demasiado en serio en ningún momento. No me puedo imaginar a alguien más alejado de la imagen de la estrella del rock and roll endiosado y alejada del mundo real.

Para mí, la parte más interesante de este libro autobiográfico es cuando se pone más personal contando cómo fue su infancia y su adolescencia y menos, los capítulos posteriores en los cuenta su trayectoria musical, descifrando los secretos de las letras de sus canciones y los entresijos de la industria. Si eres seguidor de Eels no te lo puedes perder, y si no también, porque no sólo habla de música sino de la vida en general y aunque parezca largo se lee en un par de tardes sin pensarlo.

Con una prosa suelta y fácil de leer, el cantante de Eels, relata su historia en lo que se convierte en una lección de cómo encajar los golpes de la vida y tal vez sea eso lo más importante del libro: su poso optimista y sus ganas de vivir a pesar de todo.

Muy recomendable para salir de la bajona.

3 comentarios:

ana dijo...

a mi me cautivó la falta de perspectiva de su "estado de éxito", la sencillez con la que saca el dolor y sobre todo cuando llora...puf! este libro te dá un ostión de sentido común, realismo y agallas

muy recomendable lectura para "estrellitas", hijos de papá, modernetes y gente normal

galET dijo...

Lo que dices está muy bien, lo que no entiendo es como entran los nietos aquí... Me lo prestarás algún dí?

Biruvito dijo...

@ana, pues sí el tipo es bastante realista

@galet, los nietos tienen que aprender de su abuelo supongo. te lo presto cuando quieras