martes, 13 de abril de 2010

Las calles de Río

Las calles de Río son como las de cualquier otra gran ciudad del mundo, al menos durante la primera semana de Marzo que fue cuando estuve allí. La gente viene y va ensimismada en sus cosas , hace compras en el mercadillo, hay demasiados coches, y las iglesias se han quedado emparedadas entre rascacielos de oficinas.

Los turistas tienen pinta de lelos y normalmente se concentran todos en los mismos sitios (en este caso el Pan de Azucar y el Corcobado) donde intentan a duras penas no ser víctimas de algún timo y el resto del tiempo se refugian del calor en sus habitaciones con aire acondicionado o se achicharran con fruición en las solitarias playas.

Así es el centro de Río. No hay mulatas insinuantes ni mujeres extraordinariamente bellas ofreciendo sus servicios en cada esquina, la gente no baila samba por la calle o en la cola del autobús, los niños no juegan al fútbol en medio de las avenidas y carlinhos brown es sólo un tipo pretencioso que triunfa en españa. Así lo vi yo.

3 comentarios:

tookalongtime dijo...

¿Y los transvertís de Lapa? Una exportación de especialidad brasileña, ¿no las viste?

mangeles dijo...

Que ciudad más impresionante. Un beso

Biruvito dijo...

@tookalongtime, es verdad, pero no me hicieron mucho caso tampoco, no sé por qué

@mangeles, impresionante sí, un beso