jueves, 1 de abril de 2010

Noticias relacionadas: Piedad Códoba logra la liberación de un rehén y Obama autoriza extracciones de petróleo

Pasó lo que tenía que pasar, después de el "profeta del cambio" se llevara el Nobel de la Paz por delante de un montón de personas que se lo merecían más que él las cosas van quedando en su sitio. Mientras que la senadora Piedad Córdoba se juega el tipo yendo personalmente a la selva para conseguir la liberación de Pablo Emilio Moncayo, secuestrado durante 12 años por las FARC, Obama decide, desde su cómodo despachito oval, que va a realizar "nuevas exploraciones de gas y petróleo a lo largo de las costas estadounidenses, en el Golfo de México, en ciertos puntos del Atlántico, y parte de Alaska, espacios preservados durante casi 30 años".


Supongo que ésto es a lo que se refería cuando decía que el apostaba por el cambio. Y tiene razón, es un gran cambio ir de ecologista por la vida y conseguir que te aprueben una ley que Bush no pudo aprobar en su día. Pero no olvidemos que Obama puede hacerlo porque es moderno y guay y Bush era un tipo muy malo.

Para la próxima Barak te sugiero que hagas sigas con el cambio y apruebes más cosas de esas que el malvado Bush se dejó en el tintero: la invasión de Irán, la guerra de las galaxias o el golpe de estado de venezuela.

¡Y lo de jugarse el culo por la paz déjaselo a los gualtrapas sin medalla!