sábado, 26 de febrero de 2011

"Chico y Rita" de Fernando Trueba y Javier Mariscal

Juntar a Fernando Trueba y a Javier Mariscal para una película significa que va a tener buen jazz latino y dibujos bonitos. Lástima que no se molestaran en buscar una tercera pata para ese banco y se uniera también a la pareja un guionista imaginativo y original capaz de desarrollar una historia de amor alejada de tópicos y lugares comunes, porque entonces habrían conseguido la película soberbia que no es.


"Chico y Rita" es un gran espectáculo de buen diseño, una animación preciosa y bien cuidada, que hay que agradecer al señor Mariscal o tal vez a su ejército de becarios malpagados como insinuaban en aquel capítulo de Arrós Covat. También es un deleite de buena música latina de todos los tiempos, desde Tito Puente hasta la colaboración de Estrella Morente con Bebo Valdés, aunque a veces sorprende que en una apuesta tan descarada por el jazz latino corten las canciones a la mitad, sin ton ni son.

Y a pesar de estas facultades innegables, la película se hace pesada, larga y tediosa. Los personajes no dejan escapar ningún tópico sobre Cuba, los músicos de jazz, el mundo el del espectáculo o las relaciones de amor. El protagonista es plano y superficial, y la trama, una y venida sin mucho sentido más que servir de excusa para la música de fondo y las ilustraciones. Cuando leo que Trueba dice: "Ahora sé que hay historias que como mejor se pueden contar es en animación", me temo que lo quiere decir es: "Si llego a filmar este guión con personas me corren a gorrazos, por lo menos así los distraigo con los dibujines". En fin no cargo más las tinta,s que al menos la ví gratis gracias a la señorita K., si queréis más caña podéis leer la opinión del crítico de "El país" que suscribo palabra por palabra.

No hay comentarios: