domingo, 22 de mayo de 2011

Más sobre democracia real ya

Después de darle muchas vueltas me he dado cuenta de que una de las virtudes del movimiento “Democracia real ya” es que no se llegue a ninguna propuesta concreta. Ahora es capaz de aglutinar a mucha gente diversa unida por un sentimiento común de indignación y, en el momento en el que se empezaran a proponer cosas, unos se posicionarían a favor y otros en contra y, como consecuencia, se empezaría a dispersar.

El mayor valor del movimiento es precisamente que el haber logrado movilizar a los ciudadanos y ése debe ser su objetivo principal. Esta semana ha sucedido lo que no había visto nunca, al caminar por las calles y escuchar las conversaciones, ya no se oía hablar de fútbol o del último cotilleo televisivo, sino de la democracia, los políticos y la indignación que nos invade. El movimiento 15-m ha conseguido que cale en la sociedad el interés por la política y el sistema y eso es algo histórico.


Si a partir de ahora consiguiera que todo el mundo, de derechas, de izquierdas, funcionarios, amas de casa o policías, se interesaran por mejorar la democracia, acabar con la corrupción y mejorar las instituciones se conseguiría mil veces más que con cualquier propuesta concreta. Si, como dijo uno de los que salió a hablar el jueves, los ciudadanos se vuelcan en las asociaciones de vecinos, se agrupan en asambleas o simplemente se organizan para movilizarse, habremos vuelto a la democracia real, a la que emana de la base misma de la sociedad y no a una pasiva que se limita a actuar una vez cada 4 años para sufrir en silencio el resto del tiempo.

Recuerdo unas manifestaciones muy similares a estas hace 13 años de las que no salió ninguna propuesta ni ningún partido político y que sin embargo cambiaron la sociedad vasca para siempre. Los vascos se echaron a la calle por primera vez sin miedo a plantar cara a ETA tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco, y aquello no se cristalizó en ninguna iniciativa ni partido político concreto, pero la transformación fue tan clara que cambió la historia y marcó el principio del fin del terrorismo en Euskadi, algo que era totalmente impensable antes.

Sigamos luchando para conseguir el cambio. ¡Democracia real ya!

2 comentarios:

Félix Chacón dijo...

Lo de este fin de semana en Sol, Biru, ha sido una catarsis. Te hubiera gustado estar allí. Sé que Bilbao ha estado a la altura, pero para lo de Madrid no hay palabras. Fue apoteósico. Hacía tiempo que no me mostraba optimista en temas políticos. Los medios de derechas dirán que "The spanish revolution" es un fraude porque tardaremos en ver los resultados. Hay que resistir. Toda esta gente que está en las bases del movimiento tiene que aguantar, crear una platarforma (no un partido político) que reactive las conciencias. Y el resto debemos arroparles y participar en la medida de lo posible en sus iniciativas, como hemos hecho este fin de semana. Sol se ha convertido en el centro del mundo.

Biruvito dijo...

@félix, por lo que veo aquí el tono es más festivo que en sol, de todas maneras no me seas centralista, ;)