martes, 4 de mayo de 2010

Niemeyer en Niteroi

Otro día hablaré del omnipresente Niemeyer, hoy os dejo con una de sus obras más plásticas, el Museo de Arte Contemporáneo de Niteroi.

Niteroi es una ciudad vecina a Rio de Janeiro, que buscaba su icono particular harta de vivir a la sombra de los cariocas. Se lo encargaron a Niemeyer y le salió este platillo volante. El edificio tiene algunas carencias, la ejecución no es muy fina y de cerca se nota en los detalles y acabados, además de que para ser un museo es bastante pequeño y sosainas en el interior. Sin embargo, se le perdona por la gran fuerza formal que tiene y la plasticidad de sus curvas que lo hacen uno de los edificios más estéticos y fotogénicos que he visto en mi vida.

Áltamente recomendable para amantes de apretar el gatillo camaril sin cesar.

Amigos de la fotografía si no habéis tomado el ferry a Niteroi ya estáis tardando!

2 comentarios:

Ajedrez: Deporte, Arte y Ciencia dijo...

Niemayer es un gran arquitecto, ha realziado cosas fantásticas en Brasil, el paraiso de mi amor

Biruvito dijo...

@platano, el paraiso de tu amor? vaya toalla