miércoles, 3 de noviembre de 2010

Obama deslavado

Ohh pobrecito Obama, dos años nada más la he durado el subidón de ganar las elecciones, en cuanto han podido, los electores le han metido una buena toyina electoral y le han dejado con el congreso patas arriba y el senado temblando. Es lo malo que tiene ser un producto de pura markéting, que cuando vienen los hechos reales todo se queda en papel mojado. Si vendes solo palabras como "Cambio" lo que sucede es que cada votante imagina un cambio distinto dentro de su cabeza y cuando llega la realidad se desencanta. Para unos "Cambio" era cerra Guantánamo, para otros acabar con la intervención militar de los USA en el exterior y para otros acabar con la crisis y todos esos el bueno de Barack ha desilusionado.
Al final hasta los republicanos se han dado cuenta de cuál era el verdadero mérito de Obama, el poder surgido de los pequeños electores y las redes sociales, y le han copiado el invento. El Tea Party, a pesar de lo que nos quieren vender en España, no es un grupúsculo de radicales de extrema derecha, sino una agrupación de gente al margen del sistema de partidos con una gran preocupación por la situación económica y la incapacidad del gobierno para gestionarla. Su valor consiste en haber sabido movilizar a gente que sin un interés previo por la política, como las amas de casa blancas, para exigir menos gasto público y menos dinero para los bancos.
Así que Barackito si quieres ponerte las pilitas, aplícate el cuento: menos palabritas grandilocuentes, menos nobeles de la paz preventivos y más a saco para relanzar la economía. "It's the economy stupid!"

No hay comentarios: