sábado, 5 de marzo de 2011

Domingo

(Escrito por mya)

Los domingos son el peor día de la semana, ya lo decía nuestro profesor de legal.

No hay mucho que hacer. Por la mañana hasta da pereza moverse de la cama. Si hace bueno se puede dar el consabido paseo por el centro, porque en los barrios no se ve un alma más allá de las panaderías o puestos de periódicos. Todos en peregrinación a la ruta de los paseantes o a los bares de poteo de la parte antigua (sea de Madrid, Sevilla, Bilbao... siempre el casco histórico).

Si se es muy vasco está la opción montañera, subir algún monte cercano para respirar aire fresco y justificar el modelito Quechua-North Face, en plan escalada al Himalaya. Esta opción incluye madrugar, no trasnochar el sábado noche y bajar a comer a casa, llevarse el bocata es de domingueros. Si se es católico practicante existe el comodín de la misa, un buen sitio para socializar y cotillear con los conocidos de la zona.

Hasta aquí no pinta tan mal, pero lo malo llega a la hora de comer. En el País Vasco nadie es capaz de escaquearse el domingo de la comida familiar. Es sagrada. Aunque te hayas puesto hasta las orejas de tapas o pinchos, a eso de las 3 hay desbandada general, el Casco Viejo empieza a echar la persiana y ahí te pudras como seas huérfano, porque casi no hay ni restaurantes abiertos.

La tarde es más triste que un funeral. Después de la panzada no hay forma de sacar a nadie de casa, no hay casi ni cafeterías abiertas y todo el mundo está preparándose física y psicológicamente para la vuelta al curro del lunes. Entre comer y descansar se pasa el día en nada.

Yo siempre dije que quería un novio sólo para los domingos por la tarde, sea para echar la siesta, jugar al parchís, ir al cine o salir a pasear en plan deambulante. Pero tiene que ser un novio que no sea futbolero. Los domingos los amigos no existen, tienen familia.

Y alguno dirá: pues ya has dicho unas cuantas cosas para hacer en domingo.
¡JÁ! todas estas cosas se pueden hacer igualmente el sábado, que es un día en que hay mil veces más vidilla callejera. Aprovechamos el sábado para hacer mil recados y compras pendientes. Si de lunes a viernes trabajas y el domingo cierran, tienes que darte prisa en hacer acopio. El sábado comes y cenas donde te dé la gana, como si quieres irte a pasar el día a 100 Km de tu casa, no hay toque de queda. Por la noche no hace falta volver corriendo a casa para acostarse a una hora prudencial y ser persona el lunes.


Y, ay de tí si hace malo... No hay paseo, ni monte, ni terrazas con calamares ni gaitas. Como mucho la misa o la escapada a por el pan. Como no hay comercios abiertos los centros comerciales están prácticamente desiertos. Lo peor es que en la tele programan lo más cutre que encuentran porque saben que no tienes escapatoria.

Yo adoro los viernes por la tarde y los sábados, en que ante tí se extienden un millón de posibilidades y horas de asueto a tu antojo. El lunes aún se atisba lejano. Soy feliz.

Que quiten los domingos y pongan más sábados.

(He comprobado que hay ciudades como Madrid y Sevilla donde abren algunos comercios, la gente no come necesariamente en casa de la suegra, y por la tarde hay gente en la calle, bares abiertos... ¡hay vida después de las 3!)

5 comentarios:

nora dijo...

Eso de la comida familiar ...¿es una costumbre del País Vasco o de toda España?
A mí me gusta :)

estretxi dijo...

yo creo que si abrieran el comercio el domingo, algunas de las cosas que has dicho cambiarian.

Mya dijo...

@nora
Pues no tengo claro que sea sólo de aquí, pero sí que es cierto que en Euskadi la familia tira mucho. Sobre todo la madre, que ve volar a los hijos del nido y no sabe cómo retenerlos.
El truco es que cuando vengan a casa tengas algún Tupper preparado para llevar, y así no olviden que como su madre no cocina nadie.

@estretxi
Cambiarían, seguramente.
Pero si en la calle no hay vida inteligente a partir de las 3 no es sólo cosa del comercio.

nora dijo...

Ay pero qué lindo eso de la madre que ve volar a los hijos del nido y no sabe cómo retenerlos ... me gustó un montón :)
¿La mamá de Biru también pensará lo mismo? :P
Muchas gracias por la respuesta.
Un cordial saludo.

Mya dijo...

@nora
Habrá que consultar el tema con personas mejor informadas, que por aquí hay alguna...