jueves, 10 de marzo de 2011

Vecinos (I)

(Escrito por mya)

Tachán! hoy toca... reunión de escalera.

No va de coña, cuando esto se publique ya estaré allí, dispuesta a sufrir. Cada vez que tenemos una volvemos a casa a medianoche, como Cenicienta. Y es que ésta es una comunidad complicada. Muchos elementos comunes, muchas derramas, muchas obras pendientes, algún que otro incidente... y mucha gente opinando.

Para empezar llevamos casi 2 años sin reunión, algo que ha propiciado el administrador para no trabajar, aprovechando que de presis y vicepresis estaban justo los únicos vecinos que no viven aquí.


En esta comunidad tenemos un Juan Cuesta, como en la serie de la tele. Es un vecino que repitió presidencia varios años de forma voluntaria, se pasaba el día escalera abajo y escalera arriba y hasta metía mano en la masa cuando había obra. Se le acabó destituyendo tras la reforma del portal porque los vecinos con un mínimo de criterio estético pusimos el grito en el cielo. No es cuestión de gustos, sino de mal gusto, no hay más que ver a su señora esposa... A día de hoy sigue siendo el único que sabe todo lo que aquí pasa. Es uña y carne con el pavisoso del administrador y el vecino del segundo, que también está en todos los fregaos. Estos vecinos no sé a qué se dedican además de pasear al perro.

Tenemos a la oposición, que somos 3 vecinas que intentamos que el bloque no acabe mutando en un pastiche decimonónico. A mí me parece estupendo que Juan Cuesta supervise las cosas, pero tiene que tener claro que ésta no es sólo su casa. Hay alguno de esos que siempre pone pegas y cuando propone algo es completamente absurdo (de estos tuve muchos en los trabajos en grupo en la uni). También están los que pasan de todo y las señoras que ya empiezan a estar un poco mayores y no entienden nada. ¡Ah! y uno que baja con grabadora.

Esta vez tenemos varios marrones. Hace un año se cayó la tapia que lindaba con las vías del tren. Lo gracioso es que yo ya lo predije, vinieron los técnicos de la línea ferroviaria y dijeron que eso estaba inclinado desde siempre. Y agárrate que cuando se vino abajo dijeron que la tapia era cosa nuestra, que entonces no sé porqué nunca hemos podido tocarla, si estaba ahí antes que la casa.

Y aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y tenemos mil obras pendientes, ha abierto la boca un vecino oportunista. En realidad ha sido el que ha convencido a Cuesta de promover la reunión. Tiene una empresa de construcción en plan casero, así que con ésto de la crisis se ha ofrecido a meterse en las reformas. Éste no sabe dónde se mete.


Hasta ahora había un albañil que nos iba haciendo las cosas, un chapuzas a lo Pepe Gotera y Otilio que heredó la empresa del padre (que era el que sabía y al que habíamos contratado). Cada vez que hay obra me llama para que yo opine y acaba haciendo lo que le sale del nabo. Salgo de casa a escondidas.

Y para terminar, la reunión siempre acaba con los de una oficina de la entreplanta, a los que se modificó la cuota de participación por desarrollar una actividad comercial en un antiguo trastero, y no les da la gana de pagar.
¿Alguien da más?

(Puestos a que nadie comente al menos me desfogo)

6 comentarios:

Alberto dijo...

Podría ser peor.. como estar en una mancomunidad, donde cada comunidad tiene su administrador, hay luchas entre los administradores, entre los vecinos, grupos proarbol que aburdamente se encadenan a árboles podridos para que no los talen, aunque haya riesgo de que se caigan sobre los bloques,notificaciones sin el tiempo estipulado para tomar decisiones de contratas, precios, etc... Un parking que es la casa de tócame roque, donde hay menos plazas que pisos y aún así aparca quuen quiere tenga 1,2 ó 3 coches... que se inventan plazas ficticias aunque eso te impida maniobrar para salir... y suma y sigue, y ya no hablo de la comunidad anterior (hace 1 año que me mudé) que tenía lo suyo también...

Kalrissian dijo...

Nada, Mya. Aunque sea comenta cómo fue la reunión. Si llegaron a salir a relucir las armas blancas, insultos, lesiones, la comunidad en comisaría...

Mya dijo...

@Alberto
Mancomunidad no, pero para llegar al portal tenemos los accesos en propiedad de otra comunidad. Cada vez que queremos arreglar algo hay que pedirles consentimiento, ellos no ponen un duro y además hay que facilitarles mandos y llaves gratuitos (ellos acceden por aquí a sus garajes).

@Kalrissian
Armas blancas no, pero esta vez hubo una segunda grabadora. habrá que ir pensando comprarse una.
Tooodas las obras quedan en manos del vecino oportunista :S

estretxi dijo...

una grabadora, dos grabadoras, me parece increible, no lo había oido nunca.

dk dijo...

las mayores hostias que he presenciado las viví en directo en la reunión de comunidad entre dos septuagenarios; se pegaban con saña y salero. les dejamos que se dieran un rato, y cuando se les acabó el fuelle les separamos entre varios. Ahora las reuniones están animadas porque, aunque no bajan, se comentan los habitos sexuales de los nuevos inquilinos multirraciales. Costumbres tan peculiares entre las que se incluyen el lanzamiento de condones usados al patio común. disgusting!

Mya dijo...

@dk
Joé! dime dónde vives y me apunto a la próxima. Violencia física un vivo!
Voto por una cámara oculta.