martes, 15 de marzo de 2011

88.0

(Escrito por mya)

Ni Potifai, ni Las-Efe-Eme ni gaitas. Si se quiere llegar a viejo (como rezaba el post de ayer) hay que escuchar Radio Nervión. La 88.0 de tu dial, la primera según llegas a la FM en Vizcaya, vamos.

No lo asegura ningún estudio con fines publicitarios, es la conclusión a la que llego yo después de comprobar la media de edad de sus oyentes. Por lo que yo sé, las cosas éstas del Potifai sólo las usan jovencitos modernetes, que vete a saber si llegarán a jubiletas.



Mi madre oye Radio Nervión de toda la vida de Dios. Podía darle por Cadena Dial o alguna otra, pero la que más le mola es ésa. La emisora emite básicamente música melódica en español y alguna que otra canción en Euskera. La verdad es que el estilo es muy Operación Triunfo, van desde la copla a lo último de Pitingo, pasando por la Otxoa, Nena Daconte o el Consorcio, incluyendo todo género de música folclórica. Muchas canciones y artistas no los he oído en mi vida (eso sí que es música "alternativa").

Pero su punto fuerte no es que programen uno u otro género, la clave de su éxito es la cercanía con su audiencia. Por eso se autodenominan "La gran familia". Y es que tiene muchos programas en los que las señoras pueden pedir canciones, otros en los que comentan las noticias locales, dan la información del tráfico, el partido del domingo y un apartado de anuncios de compra-venta y hasta ofertas de trabajo. Casi siempre con llamadas en directo.

Gente que llama desde el culo del mundo para dar la temperatura matutina, que se acaba convirtiendo en una competición a ver dónde hace más frío. Otros que opinan sin reparo sobre política, que suele acabar con algún rifi-rafe personal entre los habituales de ideologías opuestas. La cosa es protestar. Y sobre todo... octogenarias que esperan que el locutor se acuerde de ellas y que le tiran los trastos sin pudor alguno, sobre todo cuando le han visto en vivo en algún acto público. Se acaban conociendo todos.

La verdad es que a mí me resulta un foco de ruido insufrible la mayor parte de las veces. Un domingo me desperté a las 5 de la mañana oyendo un hilillo de musiquilla de esos que te taladran el cerebro. Sevillanas, señoras y señores, mi madre oyendo sevillanas a las 5 de mañana del domingo. No daba crédito. Yo pensé que éstos de radio macuto querían matar de insomnio definitivamente a las viejas, pero no, resulta que ¡son ellas mismas las que llamaban para pedirlas!
¿Así cómo piensa conciliar el sueño señora mía? Luego dicen de los after.

Y lo peor es que se coge desde el quinto infierno, por eso llaman los de las temperaturas. Te vas a la casa rural más escondida y olvídate de coger Radio3, Euskadi Gaztea o los 40 Principales, la que se oye que parece que emiten desde allí mismo es Radio Nervión. A saber qué inversión en repetidores tienen (Ñ, infórmate). Se pilla en medio Cantabria y parte de Burgos.

No sé si es algo generacional o si con los años yo también acabaré atrapada en la tela de araña. Pero algo tiene.

1 comentario:

estretxi dijo...

La versión televisiva de esta emisora de radio, es TELEBILBAO, y además de todo eso horrible que ha contado mya y que tiene razón, aquí hay que añadirle a los presentadores, madre de dios, no se de donde los sacan.