martes, 22 de marzo de 2011

Obsolescencia programada

(Escrito por mya)

El concepto de la obsolescencia programada lo descubrí en un documental de la 2, uno de ésos que jamás programará tele5 porque no da las audiencias necesarias, ya que remueve conciencias en lugar de mensajes sms.

El ducumental en cuestión se llama "Comprar, tirar, comprar" y son 52 minutos muy educativos sobre el consumismo, la producción industrial y la conciencia ecológica. Pero si hay alguien a quien los cubos de reciclaje le producen urticaria (ya sabemos que en su cocina no caben), que no huya, también él podrá entenderlo y encontrar alivio.

La obsolescencia programada es la solución adoptada por los fabricantes de todo el mundo desde hace décadas para un asunto muy sencillo. Si algo es resistente y duradero, una vez cubierto el mercado, desaparece la demanda de dicho artículo.

Los fabricantes de bombillas acordaron hace un siglo que había que acortar su vida útil, y las medias de nylon a las que no les salían carreras desaparecieron del mercado por no ser rentables. Confirmamos la sospecha de que las lavadoras (y cualquier otra cosa) cada vez duran menos. Los materiales son menos resistentes y también más baratos con el fin de que en lugar de arreglar las cosas compremos otra. Todo un complot que nos obliga a cambiar de móvil porque las teclas fallan, de ordenador porque los nuevos programas requieren más capacidad y las piezas nuevas no son compatibles, ropa que dura una sola temporada...

Lo peor de todo esto es que en realidad, por muy ecológicos que queramos ser, en parte (sólo en parte) es necesario que sea así para que la economía siga adelante. Sin demanda no hay producción, y sin producción no hay trabajo. Mal asunto.

A todo ésto hay que sumar el hecho de que se requiere mucha energía y se generan cada vez más residuos, sobre todo de componentes electrónicos y sustancias químicas nocivas. Lo cual supone un alto precio para el medio ambiente, que no entiende de economía, aunque las potencias económicas tengan una solución de emergencia; el basurero del 3er mundo.




Pero si algo hace grande a ésta cinta es que no se regodea en el pesimismo apocalíptico, ni divaga ni se resigna al "es lo que hay" (frase odiosa donde las haya). Cosima Dannoritzer, además de denunciar el abuso que de dicha necesidad hacen los fabricantes, nos ofrece una solución.



Lo mismo que en la naturaleza los seres vivos nacen y mueren irremediablemente y sus restos no perjudican al medio, sino que en una perfecta armonía sirven como fuente de nueva vida, nosotros estamos obligados a imitarla en su inmensa sabiduría. El equilibrio está en buscar la forma de consumir menos energía en la producción e investigar para encontrar materiales que en su desecho no supongan un problema añadido.

Ahora sólo falta que nos pongamos manos a la obra. Es trabajo de TODOS.


Os recomiento encarecidamente verlo aquí o aquí.


A partir de aquí, informo al personal que ha llegado mi hora en éste blog. Biru vuelve a los mandos a partir de mañana para alegría y alborozo de sus seguidores más fieles.

Sospecho que la obsolescencia que para mí programó Biru albergaba segundas intenciones. Creo que me metió en éste fregao para luego arrebatármelo y ver si me pico y acabo haciendo mi propio blog. Pero es que escribir todos los días y encontrar temas es un trabajo complicado.

A los que me habéis sufrido estas 3 semanas, muchas gracias.

5 comentarios:

estretxi dijo...

Me ha gustado leerte, y tengo que decirte que sospechas bien...

Marta dijo...

Tengo que decir que has sido una sustituta muy digna de Birubao. Y por el otro comentario se ve que la familia te seguido fielmente, ja,ja,ja.

ñ dijo...

Birubao no mola.
Mya Sí.

Club de fans.

estretxi dijo...

eehhh? Birubao si mola, por Biru MA TO¡¡¡¡

dk dijo...

ha estado muy bien... y porqué no un día de Mya al mes en Birubao's blog, los lectores tendríamos lo mejor de los dos mundos :)